7 tips para quienes empiezan en comercio electrónico en tiempos difíciles


En estos días de alboroto, pandemia y apocalipsis, parece ser que muchos han descubierto que el comercio electrónico ha llegado para quedarse y, algunos otros, cayeron en cuenta que habían desperdiciado años evitando a toda costa integrar las herramientas tecnológicas a su alcance para promocionar sus actividades de negocios.

Ahora todo es forzado, no te queda otra que montarte en el tren de la tecnología para sobrevivir. Que te tomará tiempo acostumbrarte, sí, a los inicios será incómodo y te sentirás abrumado por tanta información y tantas cosas que aprender, pero con el pasar del tiempo seguirás el hilo al asunto y se convertirá en algo natural, algo del día a día.

Bien, si eres un novato y necesitas un poco de orientación sobre cómo empezar, te insto a leer más abajo una lista con las 7 cosas que tienes que aprender para montarte en el tren del comercio electrónico.

1. Crear contenido: no, no se trata de diseñar, crear videos espectaculares, sino de generar experiencias e historias con las que tus futuros clientes se sientan identificados y enganchen, tú, el dueño, gerente o encargado del negocio eres el que tiene la responsabilidad de generar ese contenido (o propiciar su creación), la creatividad la puedes encargar al que sabe darle el toque (un diseñador, editor, etc..).

2. Conocer quiénes están en tu público objetivo: ¡Investiga el mercado! Nada de gastar pólvora en gallinazos… No puedes vender todo a todo el mundo, si vendes un productos para bebes (biberones, por ejemplo), tu público objetivo son madres con hijos recién nacidos, si vendes accesorios para cámaras fotográficas, tu público objetivo son aquellos interesados en fotografía, si vendes cruceros, tu público objetivo podrían ser adultos retirados (en su mayoría).

3. ¡No asumas nada! ¡No creas que porque tu te comportas de una determinada forma todo el mundo lo hará igual! A veces creemos que porque para nosotros algo es fácil, para los demás también lo será o creemos que porque, por ejemplo, a ti no te gusta leer a los demás tampoco. El mundo no funciona así, las personas si bien compartimos ciertos valores culturales, podemos tener gustos, comportamientos, tradiciones, valores y moral diferente. Y créeme eso también se aplica a la tecnología y el comercio electrónico; para un usuario una página web o una aplicación podría ser fácil de navegar, pero para otro podría ser una experiencia fatal, para un determinado segmento de una audiencia un video puede representar una pérdida de tiempo, para otro podría ser oro.

4. Muévete rápido: Lo único que no se puede comprar es el tiempo… Haz todo rápido: desarrolla, investiga, analiza, experimenta y equivócate rápido. Tomarse el tiempo para planificar es bueno, pero si tardas demasiado, tu competencia te comerá vivo.

5. Tendrás que gastar. Olvídate del viejo adagio que dice: «Todo en internet es FREE», si quieres vender en internet tendrás que gastar en publicidad, herramientas, diseño, programación, etc.

6. Todo es un experimento. Sí, todo lo que hagas será un experimento, todo causará un resultado, si creas una página web esto tendrá un efecto, si impulsas una campaña habrá un resultado; entonces, asegúrate de medir todo…

7. ¡Al final, el asunto es vender! El objetivo final es convertir tu contenido en una máquina de ventas…

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Cómo comenzar tu propio blog?
Guía gratuita para iniciar tu blog